╔═.♥.══════╗ SOBRE LOS ÁNGELES╚══════.♥.═╝   Leave a comment

¿Adónde el Paraíso,
sombra, tú que has estado?
Pregunta con silencio,
Azotando, hiriendo las paredes, las humedades,
se oyeron silbar cuerdas,
alargadas preguntas entre los musgos y la oscuridad colgante.
Se oyeron.
Las oíste.

Garfios mudos buceaban
el silencio estirado del agua, buscándote.
Tumba rota,
el silencio estirado del agua.
Y cuatro boquetes, buscándote.

Ecos de alma hundida en un sueño moribundo,
de alma que ya no tiene que perder tierras ni mares,
cuatro ecos, arriba, escapándose.

A la luz,
a los cielos;
a los aires.

La arboleda


 

A la luz,
a los cielos;
a los aires.

Cuando tú, al mirarme en la nada,
inventaste la primera palabra.

No os soltéis de las manos.

Hay arañas que agonizan sin nido
Y yedras que al contacto de un hombro se incendian y llueven sangre.

La luna transparenta el esqueleto de los lagartos.
Si os acordáis del cielo,
la cólera del frío se erguirá aguda en los cardos
o en el disimulo de las zanjas que estrangulan
el único descanso de las auroras: las aves.
Quienes piensen en los vivos verán moldes de arcilla
habitados por ángeles infieles, infatigables:
los ángeles sonámbulos que gradúan las órbitas de la fatiga.

¿Para qué seguir andando?
Las humedades son íntimas de los vidrios en punta,
y después de un mal sueño la escarcha despierta clavos
o tijeras capaces de helar el luto de los cuervos.

Todo ha terminado.
Puedes envanecerte, en la cauda marchita de los cometas que se hunden,
de que mataste a un muerto,
de que diste a una sombra la longitud desvelada del llanto,
de que asfixiaste el desertor de las capas atmosféricas.

Sola,
sin muebles y sin alcoba,
deshabitada.

De rondón, el viento hiere
las paredes,
las más finas, vítreas láminas.

¿Adónde el paraíso,
sombra, tú que has estado?

¡Paraíso perdido!
Perdido por buscarte,
yo, sin luz para siempre.

Creo que a mí no se me ha perdido nada,
que a mí nunca se me ha perdido nada,
que a mí…

¿Qué quiere decir buenos días?

¿Quién sacude en mi almohada
reinados de yel y sangre,
cielos de azufre,
mares de vinagre?

Cuando saben a azufre los vientos y las bocas nocturnas a hueso, vidrio y alambre.
La luna cae mordida por el ácido nítrico
en las charcas donde el amoníaco aprieta la codicia
de los alacranes.

Derribada en tres mi frente,
mina de yeso, su sangre
sorben los cubos celestes,
y arriba, arriba y arriba,
ya en los columpios del siete,
los ángeles albañiles
escalan astros y hoteles.

Quise trabajar, hacer algo que no fuera escribir.
Supliqué entonces a varios amigos arquitectos me colocasen de peón de albañil en cualquier obra.
¡Cómo! Imposible. Pensaban que era broma, una extravagancia o manera de llamar la atención.

Yo había perdido un paraíso, tal vez el de mis años recientes, mi clara y primerísima juventud, alegre y sin problemas.

miedos infantiles, invadiéndome en ráfagas que me traían aún remordimientos, temores del infierno, ecos umbríos de aquel colegio jesuita que amé y sufrí en mi bahía gaditana.

¿Adónde el Paraíso,
sombra, tú que has estado?

Muerte y juicio


 

Siempre oí contar a mi madre que el primer Osborne era un inglés pobrísimo, de pantalones remendados, que apareció por las plazas y las calles del Puerto vendiendo estampas y rosarios y otras devotas chucherías.

Siempre recordaré que a poco de ingresar en el colegio de los jesuitas como externo, mi primo José Ignacio, al cruzármelo en la fila de los internos que subía a la misa de siete, casi volvió la cabeza para no saludarme, o si me saludó, lo hizo tan fríamente, que me amargó la luz de muchos días futuros.Y como descendiste al fondo de las mareas,
a las urnas donde el azogue, el plomo y el hierpretenden ser humanos,
tener honores de vida,
a la deriva de la noche tu traje fue dejándome solo.
Niño.

Desnudo, sin los billetes de inocencia fugados
en sus bolsillos,
derribada en tu corazón y sola su primera silla,
no creíste ni el Venus que nacía en el compás abierto
de tus brazos
ni la escala de plumas que tiende el sueño de
Jacob al de Julio Verne.
Niño.

Para ir al infierno no hace falta cambiar de sitio
Ni postura.

Can de llamas


 

Sur.
Campo metálico, seco.
Plano, sin alma, mi cuerpo.
Centro.
Grande, tapándolo todo,
la sombra fija del perro.
Norte.
Espiral sola mi alma,
jaula buscando a su sueño.
¡Salta sobre los dos!

¡Hiérelos!
¡Sombra del can, fija, salta!
¡Únelos, sombra del perro!
Riegan los aires aullidos
dentados de agudos fuegos.
¡Norte!
Se agiganta el viento norte.
Y huye el alma.
¡Sur!
Se agiganta el viento sur.
Y huye el cuerpo.
¡Centro!
Y huye, centro,
candente, intensa, infinita,
la sombra inmóvil del perro.
Su sombra fija.
Campo metálico, seco.
Sin nadie.
Seco.

Antes, de nieve, áureo,en trineo por mi alma.Cuajados pinos. Pendiente.

A su sombra, los trineos perdidos
adivinaban rastros de suspiros,
de lloros extraviados.
En su sombra se oía el silencio de los castillos.
llevadoras de un muerto sur de muertes

¡Jardines del sur, deshechos!
Del sur, muertos.

Remolinos de ciudadesbajan los desfiladeros.
Ciudades del viento sur,
que me vieron.
Por las neveras, rodando,
pueblos.
Pueblos que yo desconozco,
ciudades del viento norte,
que no me vieron.
………………………………………
Yo, torre sin mando, en medio,
lívida torre colgada
de almas muertas que me vieron,
que no me vieron.

Plano, sin alma, mi cuerpo.
………………………………………
Norte.
Espiral sola mi alma,
jaula buscando a su sueño.

Tres recuerdos del cielo


 

Adonde las maderas guardan ecos y sombras de pasos,
adonde todo un siglo es un arpa en abandono,
adonde las polillas desvelan el silencio de las corbatas.

Salvadme de los años en estado de nebulosa,
de los espejos que pronuncian trajes y páginas desvanecidas,
de las manos estampadas en los recuerdos que bostezan.

El ángel de las bodegas


 

La flor del vino, muerta en los toneles,
sin haber visto nunca la mar, la nieve.
La flor del vino, sin probar el té.
sin haber visto nunca un piano de cola.
Cuatro arrumbadores escalan los barriles.
Los vinos dulces, llorando, se embarcan a deshora.

a tientas, sin encender la luz, a cualquier hora de la noche, con un automatismo no buscado, un empuje espontáneo, tembloroso, febril, que hacía que los versos se taparan los unos a los otros, viéndome a veces imposible descifrarlos en el día.

 

Y comprobé que un alma oculta frío y escaleras
y que más de una ventana puede abrir con su eco otra voz, si es buena.

 

 

En La arboleda perdida


 

Mi infancia: romper a pedradas todos los faroles del Puerto. Con una caña, los mejores jardines. Con una red, cazar en el mes de septiembre los verderones del Coto. Luego, uno a uno, matarlos con una piedra.

 

Los ángeles crueles


Pájaros, ciegos los picos
de aquel tiempo.
Perforados,
por un rojo alambre en celo,
la voz y los albedríos,
largos, cortos, de sus sueños:
la mar, los campos, las nubes,
el árbol, el arbolillo…
Ciegos muertos.
¡Volad!
No podemos.
¿Cómo quieres que volemos?
Jardines que eran el aire
de aquel tiempo.
Cañas de la ira nocturna,
espolazos de los torpes,
turbios vientos,
espolazos de los torpes,
turbios vientos,
que quieren ser hojas, flor,
que quieren…

que quieren ser hojas, flor,
que quieren…
¡Jardines del sur, deshechos!
Del sur muertos.
¡Airead!
– No podemos.
¿Cómo quieres que aireemos?
En tus manos,
aun calientes de aquel tiempo,
alas y hojas difuntas.
Enterremos.

 

Sermones y moradas


 

No pudo aquel hombre sumergir sus fantasmas, porque siempre hay cielos reacios a que las superficies inexploradas revelen su secreto…

Ayudadme a cavar una ola, hasta que mis manos se conviertan en raíces y de mi cuerpo broten hojas y alas…
También le suplico una dosis mínima de cloruro de sodio para morder los dedos que aún sienten en sus venas la nostalgia del estallido último de un sueño: el cráneo diminuto de las aves…

Publicado 21 mayo, 2016 por racru en AMIGOS-AS, AMOR, Libros, POEMAS CORTOS, Salud y bienestar

¿Y a dónde huiré de tu presencia?   Leave a comment

aurora-boreal1

Salmos 139

Omnipresencia y omnisciencia de Dios
Al músico principal. Salmo de David.
1 Oh Jehová, tú me has examinado y conocido.
2 Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme;
Has entendido desde lejos mis pensamientos.
3 Has escudriñado mi andar y mi reposo,
Y todos mis caminos te son conocidos.
4 Pues aún no está la palabra en mi lengua,
Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.
5 Detrás y delante me rodeaste,
Y sobre mí pusiste tu mano.
6 Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí;
Alto es, no lo puedo comprender.
7 ¿A dónde me iré de tu Espíritu?
¿Y a dónde huiré de tu presencia?
8 Si subiere a los cielos, allí estás tú;
Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.
9 Si tomare las alas del alba
Y habitare en el extremo del mar,
10 Aun allí me guiará tu mano,
Y me asirá tu diestra.
11 Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán;
Aun la noche resplandecerá alrededor de mí.
12 Aun las tinieblas no encubren de ti,
Y la noche resplandece como el día;
Lo mismo te son las tinieblas que la luz.
13 Porque tú formaste mis entrañas;
Tú me hiciste en el vientre de mi madre.
14 Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras;
Estoy maravillado,
Y mi alma lo sabe muy bien.
15 No fue encubierto de ti mi cuerpo,
Bien que en oculto fui formado,
Y entretejido en lo más profundo de la tierra.
16 Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
Sin faltar una de ellas.
17 ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos!
¡Cuán grande es la suma de ellos!
18 Si los enumero, se multiplican más que la arena;
Despierto, y aún estoy contigo.
19 De cierto, oh Dios, harás morir al impío;
Apartaos, pues, de mí, hombres sanguinarios.
20 Porque blasfemias dicen ellos contra ti;
Tus enemigos toman en vano tu nombre.
21 ¿No odio, oh Jehová, a los que te aborrecen,
Y me enardezco contra tus enemigos?
22 Los aborrezco por completo;
Los tengo por enemigos.
23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;
Pruébame y conoce mis pensamientos;
24 Y ve si hay en mí camino de perversidad,
Y guíame en el camino eterno.

Los cielos cuentan la gloria de Dios

Puede que estes afanado, con mucho trabajo, con preocupaciones…
Pero echa la cabeza atras, reposa tu espalda lee y mira:

“Los cielos cuentan la gloria de Dios,
Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.
Un día emite palabra a otro día,
Y una noche a otra noche declara sabiduría.
No hay lenguaje, ni palabras,
Ni es oída su voz.
Por toda la tierra salió su voz,
Y hasta el extremo del mundo sus palabras.
En ellos puso tabernáculo para el sol”
Salmo 19:1-4

 

 

 

Nature Time Lapse 2 from mockmoon on Vimeo.

 

Publicado 9 mayo, 2016 por racru en AMIGOS-AS, AMOR, Religion, Salud y bienestar

Oº°‘Atlantes y Kuretes ‘°ºO   Leave a comment

nombreanimadonombreanimadoK

 

images

14521016-hungr-a--circa-1980-un-sello-impreso-en-hungr-a-muestra-el-templo-de-artemisa--feso-alrededor-de-198

 

_preview_a_charming_font_expanded_65_UGVyc2VvLk1lZHVzYSB5IEFkcm9tZWRh

 

He mirado con sus ojos, he escuchado con sus oídos, y te digo que es el indicado: o por lo menos, lo más adecuado que vamos a encontrar.
El juego de Ender. Orson Scott Card.

                                     ۞ ۞ ۞ ۞ ۞ ۞ ۞ ۞

Hasta ahora hemos ido leyendo los mitos griegos, celtas y hebreos, pronto lo haremos con los mitos ibéricos y egipcios, incluido el mito Tiniatense de la Atlantida, a nadie le habrá pasado desapercibido la importancia que damos a las consonantes en la lectura e interpretación de los mismos, los lingüistas oficiales reconocen esta importancia pero al igual que en otras facetas no son capaces de lanzarse a la piscina… y así nunca sabrán si allí también hay agua.
Este es el momento en que debo de optar entre enseñaros las claves de lectura en las consonantes de una forma directa, ya que indirectamente ya os lo he mostrado, o bien relataros los mitos que nos lo indican, la importancia de este conocimiento es tan grande que solo los griegos tienen tres mitos para presentarlo, Perseo y la gorgona Medusa, Kore versus Perséfone, y el mito de Narciso, los hebreos lo hacen en al menos dos ocasiones, Noé agricultor y Sodoma y Gomorra…
Y esta importancia es la que me lleva a decantarme por mostraros al menos dos de estos mitos antes de desvelar el secreto de las musas del monte Helicón.
El mito de Panteón.
Himargo.

 

hroes-en-la-mitologa-griega-perseo-2-638

 

_preview_a_charming_font_superexpanded_55_RGFuYWUgeSBQZXJzZW8=

Estamos en los mitos de Argos y por tanto estamos en los mitos que tienen como protagonista a la Palabra. “Únicamente (s) estás en (o) nuestro (a) mayor (r) contenido (g)”: Argos.
Nuestro mayor contenido es la Palabra, nuestra mayor generación es la Ley y nuestra mayor práctica es la Lengua.
El mito que vamos a leer a continuación se desarrolla desde su comienzo en la Lengua, no hay un solo personaje que no sea un concepto y ninguno está puesto por casualidad, fue con este mito con el que yo aprendí la Lengua y creo estar en lo cierto cuando añado, al igual que todos los que me precedieron en su conocimiento.
Ya hemos leído “quien” es Medusa.
Ahora y en este mito vas a comprobar en un relato magistral como la Lengua simbólica y la Lengua cognoscitiva se unen en estrecho abrazo para juntas abrirte la “única puerta” que las hace operativas a las dos, “nuestra n”.
A partir de este “mito” desaparece la contradicción entre las dos Lenguas y a partir de este “mito” la misma “puerta” te abrirá las dos sendas (serpientes) que, entrelazadas alrededor del sentido común (vara de sauce), ascienden por el caduceo hermético.
Acrisio, rey de Argos y su esposa Eurídice tienen una sola hija, Dánae.
Acrisio: acri – siØo: Estás en (o) el Verbo (Ø) que genera (i) la única (s) – generación (i) de nuestra (a) mayor (r) palabra (c).
Acrisio es la formulación que hasta ese momento hacen los kera de la palabra que abre la lectura oculta o cognoscitiva del mito.
Eurídice: e -Øurí – dic – e: El discurso que genera la palabra (dic) es la generación mayor de nuestro Verbo (Øurí) si el Verbo de nuestra mayor generación (Øurí) es la palabra que genera al discurso (dic).
Eurídice nos señala la condición necesaria para que la misma palabra Verbo abra las puertas de los mitos en sus dos lecturas, discursiva y cognoscitiva.
Y tiene por hija a Dánae: d -á- n -aØe: Nuestro Verbo es la “n” de nuestro discurso (lengua cognoscitiva), pero también: Nuestro verbo es “nuestra n” del discurso (lengua simbólica).
Dánae es el fin a alcanzar, la unión de las dos puertas en una que nomina como “nuestra n”.
Perseo nos mostrara el camino y la solución.
Acrisio ha sido avisado por un oráculo de que su nieto será el causante de su muerte. Cuando su nieto haga operativa a “nuestra n” el concepto que encarna Acrisio quedará obsoleto, ese es contenido de la advertencia.
Acrisio para evitar que Dánae conozca varón la encierra en una “torre”. No será la única que corra esta suerte en los mitos, a Tánato lo encerró Sísifo y a Dioniso lo encadenó dentro de otra, Penteo.
Una “torre” que llegue hasta el cielo fue el origen de la odisea de Abram. Una “torre” es “un desarrollo legal construido con palabras (piedras y ladrillos) que se eleva desde la superficie de la “tierra” (el sentido común) hacia el “eo” del Verbo que reside en el cielo (la Ley).
Pero Zeus, enamorado de tan bella joven, se convirtió en “lluvia de oro” y atravesando los muros la cubrió dejándola preñada. El “oro”, el más preciado de los metales, el metal de más fina ley. Oro, junto a incienso y mirra serán los regalos de tres magos al Verbo hecho hombre. Y en… “la tierra de Javilá, donde hay oro. El oro de aquella tierra es fino. Allí se encuentran bedelio y ónice”, nos dice el Génesis. Oro, incienso y mirra. Oro, bedelio y ónice. Un metal, una gomoresina y una piedra y las tres, las más preciadas en su clase y en su momento histórico. Tres símbolos de lo más preciado por hombres sin saberlo y magos conociendo. Ley, Lengua y Palabra: la kâbala. Tres dones del y para el Verbo, y contenido inapreciable en la “tierra” de que fueron expulsados.
Y así fue como Dánae “preñada por el poder de la Palabra hecha Ley” dio a luz a Perseo.
Perseo: p -ers -“eo”: El “eo” es: lo único más grande es el sentido común.
Acrisio para librarse de su nieto lo introdujo junto a su madre en un arcón y lo dejó a merced de las corrientes en el mar. Pero Zeus atento a la suerte que puedan correr su hijo y su amante dirige el arcón hacia la isla de Sérifos.
El mar es para los kure lo que Océano es para los kera, un “territorio donde escribir con la Lengua”, y en ese “territorio, navegar es escribir”, por consiguiente un barco, una barca, arca o arcón navegando es un contenedor de un mensaje, datos o instrumentos propios de la Lengua. Entramos de lleno en el mito, pues acabamos de dejar a Perseo y Dánae en un “arcón” flotando en la Lengua para arribar a la “isla” de Sérifos.
Estamos en el mar Océano, estamos en la Lengua kera, oculta o cognoscitiva y una “isla” dentro de dicha Lengua sera un territorio de Lengua discursiva. Perseo y Danae arriban a una isla de “discurso” dentro de la Lengua oculta.
Sérifos: sé-ri – f-os: Únicamente estás en la Lengua y únicamente es la Ley. Sérifos Sérifos es una “isla” de kures en un mar de keras, es una isla de “Lengua simbólica” en el “territorio de la Lengua cognoscitiva”, el mar de Océano.
Dictis, un pescador, recoge el arcón con su “red” y viendo su contenido, lleva a Dánae y al niño Perseo a su humilde cabaña.
Dictis es un “pescador” kure que tiene sólo su “red” y una pobre “cabaña”.
Dictis: di -cti-s:Únicamente la generación de la “palabra posible” es la generación del discurso.
Como puedes comprobar su “cabaña” es muy pobre, se encuentra en los comienzos de la lengua discursiva (ct), ni siquiera tiene en su “cabaña” a la palabra simbólica (cl) como expresión del Verbo para abrir su discurso.
De todos es sabido que nuestra “piedra” se encuentra por igual en los grandes palacios y en las chozas de los campesinos, Noé y Abram la tienen en sus “tiendas” y Zeus la encontrará en la pobre choza en que viven Baucis y Filemón. Nuestra palabra está en nuestra Lengua y esa es tu casa, el lugar donde vives y construyes tu vida.
Dictis, al igual que el Herákles capturó a la Cierva de Kerinia y al Jabalí de Erimanto, captura el arcón y su precioso contenido con su “red”, con sus “argumentos discursivos” que aunque con pocos recursos no dejan de ser eficaces en el “mar de la Lengua”.

 

perseo-11-728

 

_preview_a_charming_font_superexpanded_50_UGVyc2VvIHkgTWVkdXNh

 

Y pasan los años, Perseo es ya un joven cuando el hermano del pescador y rey de la isla, Polidectes, se siente atraído por Dánae, cosa que molestaba bastante a Perseo.
Polidectes piensa en como alejar al hijo para así facilitarse el acceso a la madre e…impone un tributo nuevo que ha de ser pagado con caballos.
Polidectes: poli-d-ecte-s: El sentido común está en la ley generadora y el discurso únicamente depende de la “palabra” posible.
Ese “poli” es lo único que lo diferencia de su hermano, no parece este el momento de leer los prefijos en la Lengua, señalar que no son infrecuentes, hipo, tele… y todos tienen su propia dinámica en relación a las palabras.
Perseo carece de caballos y pide le sea cambiado este tributo por un trabajo, Polidectes aprovecha la ocasión para alejar definitivamente al joven y pide en compensación la cabeza de la gorgona Medusa.
Por suerte para Perseo, Tenia tiene “cuentas” pendientes con Medusa desde que ésta se había ayuntado con Apolo en su Templo. Sí Tenia es el símbolo de la Sabiduría su Templo sera el lugar donde habita y en tan especial lugar, Medusa, una “contradicción”, tuvo la osadía de ayuntarse con el símbolo de la Ley, Apolo, adelantándose a su propia resolución.
Tenia le entrega a Perseo su “escudo de bronce” y le indica el camino para encontrar a las Grayas, hermanas de las Gorgonas, únicas que conocen su paradero en lo más extremo y profundo del mar de Océano y como llegar a él.
Perseo siguiendo las instrucciones de Tenia se dirige hacia el Atlas y allí en una cueva encuentra a las tres hermanas Grayas.
Perseo hacía pregunta tras pregunta y las Grayas movidas por la curiosidad querían todas ver a tan impertinente joven para lo cual se pasaban una a otra el único ojo de que disponían. Perseo en un descuido se apoderó del ojo y puso como condición para devolverlo que le enseñaran el camino para llegar hasta sus hermanas Gorgonas. Las Grayas con tal de recuperar su ojo se lo revelan, pero Perseo una vez conocido el camino y para evitar que puedan avisar a sus hermanas antes de que él llegue, arroja el “ojo” al río que desemboca en el lago del Tritón.
Las ninfas del lago apreciaron el “regalo” de Perseo y le dieron para el viaje: un casco que te hace invisible al ponértelo, unas sandalias aladas y un saco “especial”.
Por su parte Hermes le proporcionó una espada de bronce curva. Como puedes comprobar el relato se mantiene en el discurso, ya que de la “isla discurso Sérifa” se ha trasladado a un territorio montañoso, los símbolos que ya te son conocidos como el “ojo” de las Grayas, así como éstas y las ninfas, personajes que ya conoces, los pasaré por alto. Tenia y Hermes aunque tienen alguna presencia, no es tan relevante como para adelantar su lectura, sólo leeremos los símbolos que no conocemos.
El primer símbolo que aparece es el “escudo de bronce” de Tenia. Un escudo cuando es utilizado en los mitos de una forma deliberada, no es un “objeto defensivo” y debemos tomar esta palabra en su acepción de “continente”, paraguas bajo el cual nos situamos o se suceden unos acontecimientos. En el escudo del Herakles puedes “leer” todos los trabajos que bajo su égida realizó y cuando este relato termine la “cabeza de Medusa” se incorporará al “escudo” de Tenia como el máximo exponente del saber alrededor del cual orbitan todos los conocimientos y es que Tenia es la “Sabiduría” y su escudo es “el espejo de la Sabiduría”.
Un “casco que te hace invisible”… en la Lengua, las ninfas le enseñan a Perseo como crear palabras que “son el contenido de la palabra”, le enseñan a hacerse “b” y así no poder ser distinguido en la Lengua cognoscitiva una vez que se adentre en el interior del “mar de Océano” en busca de la “gruta” donde viven las Gorgonas. Para encontrar a “nuestra n” antes tiene que dominar la “b”.
Unas “sandalias aladas”, como las de Hermes, veloz mensajero de los dioses. Una sandalia perderá Jasón al cruzar el río Anauro y si Aquiles hubiese llevado sandalias seguiría vivo. Si en la superficie de la tierra reside el sentido común y es en los pies del hombre donde nacen “discurso y lengua oculta”, una en cada pierna, subiendo por ellas se articulan en las rodillas y terminan uniéndose en la meta que es la Ley, allí donde nace la Lengua y entra el sentido común de la tierra al hombre reside “nuestra n”, Iesus fue “crucificado” con los dos pies “unidos por el mismo clavo”. Aquiles no murió porque “una flecha alcanzara su talón” sino porque “un argumento le alcanzó en el único punto de su cuerpo en que su Verbo era vulnerable, su talón”.
Unas sandalias son un contenedor de “nuestra n” y con ellas puedes desplazarte con suma velocidad por la Lengua oculta o cognoscitiva y si tienen, cual las de Hermes, dos “alas”, si poseen las dos leyes, i-n, de la Lengua, más rápido aún.
Finalmente, las ninfas del lago de la Lengua del Tritón le han regalado un saco “especial”, porque “nuestra n” no entra en cualquier sitio y debemos protegernos de su “visión”, los que la conocen, por respeto y para evitar que aquellos que la desconocen la vean, pues pueden ser tratados como herejes o locos.
Y Hermes le regala una espada curva de bronce, cuando próximamente leamos los metales sabrás que “bronce” no sólo designa al producto metálico, sino que por extensión califica como de lo “más perfecto” aquello a lo que se refiere. El “David” de Miguel Ángel es un “bronce”, una obra perfecta y perfectamente acabada aunque este realizado en marmol y nuestra Lengua a partir de Perseo es de “bronce”. Una “espada de bronce de Hermes” es un instrumento hermético perfecto.
Perseo sigue las instrucciones de las Grayas y llega a la gruta donde viven las Gorgonas, están dormidas, circunstancia que aprovecha para acercarse a ellas andando de espaldas para no mirar a Medusa pues, al verla quedaría paralizado, pero usando el escudo de bronce de Tenia como espejo para guiarse, al llegar junto a Medusa le corta la cabeza con la espada de Hermes y sin volverse la introduce en el saco “especial”.
Las hermanas Gorgonas inmortales se despiertan, pero ya es tarde, Perseo se ha puesto el casco que le hace invisible y confundido entre las palabras cognoscitivas que pueblan a Océano en sus entrañas, huye velozmente haciendo uso de sus sandalias.
Sólo hay un importante detalle que ha de ser resaltado, pues es de importancia capital para la comprensión de “todos” los mitos.
Perseo se acerca a “nuestra n” caminando de espaldas, los hijos de Noé entran en la “tienda” de su padre Noé caminando de espaldas para no ver la “desnudez” de su “dormido” padre (dormido como Medusa). Si Perseo introduce la cabeza de Medusa en un saco para llevársela, estos cubrirán la desnudez de su padre con una manta para sacarlo a la luz del día, en ambos casos “nuestra n” queda oculta a la vista del “discurso”.
Pero lo notable es que en ambos casos lo hacen de espaldas y es que en nuestra Lengua “los últimos serán los primeros” y tienes que tenerlo en cuenta no sólo para comenzar a leer un mito sino siempre.
Perseo, el concepto en él que “lo más grande” se encarna en el “sentido común” se ha hecho con la “na”, nuestra n, residente en lo “más profundo del mar de Océano”… de la Lengua cognoscitiva u oculta y ahora de vuelta vamos a leer como se hace con la “na”, nuestra n discursiva con lo que las unifica en “su concepto”, en el sentido común.
Del cuerpo descabezado de Medusa surgirán el divino caballo Pegaso y el monstruo Crisaor.

 

perseo-y-medusa-2-638

images

 

_preview_a_charming_font_superexpanded_50_UGVyc2VvIHkgQW5kcm9tZWRh

 

Cefeo, rey de Yope, tiene con su esposa Casiopea una hija llamada Andrómeda.
Casiopea habia comparado a su hija con las nereidas y de resultas Andrómeda se encuentra expuesta a un monstruo marino.
Cefeo ha prometido que su hija se casará con aquél que la salve.
El lugar donde se desarrolla el drama es “las dos leyes (Y) están en el lugar donde el Verbo es (o..e) el sentido común (p)”: Yope, sitio sumamente favorable para Perseo.
El concepto “regente” pone a la Lengua en dependencia de la palabra en su “eo”. Cefeo, pero es su esposa, complemento operativo y por tanto autentica protagonista la que nos aclara esa palabra.
Casiopea. CasiØo-peØa: Nuestro Verbo (Øa) es el sentido común (pe) y está generando (iØo) únicamente a nuestra palabra (Cas)… Casiopea desde la palabra de su esposo está generando la palabra que es su hija Andrómeda.
Andrómeda: Andró-meda: Nuestra n (an) está en la Lengua Simbólica (dró) y la práctica es (me) nuestro discurso (da).
Andrómeda se encuentra expuesta en un entrante del territorio-discurso (un cabo) en el mar-cognoscitivo (mar de Océano), nuestra n del discurso se encuentra expuesta y a la vista de los “monstruos marinos”, Perseo utilizará de nuevo su “instrumento hermético” (su “Per”) para “matar” al monstruo y hacerse con Andrómeda.
Perseo con “el mismo instrumento hermético” se hace con nuestra n cognoscitiva y con nuestra n discursiva o simbólica, desde ahora esta confluencia es posible.
En el trabajo del Herakles de “la limpieza de los establos de Augias” vemos como nuestra n simbólica – los establos – se complementa con nuestra n cognoscitiva – Augias – conformando una única nuestra n que nos abre la lectura del mito.
Durante los preparativos de la boda, Fineo, hermano del rey reclama a Andrómeda, pues habia estado prometida a él, pero Perseo lo petrifico con una mirada de la cabeza de Medusa. Fineo es el “eo” de nuestra n cognoscitiva, la que “genera a la Lengua”, y sí Andrómeda se “casa” con él, en la Lengua dejaría de existir como independiente nuestra n simbólica… y esto no es operativo, por lo que los creadores del mito se adelantan a posibles “recalcitrantes” puristas.
Perseo “se casa” con Andrómeda y vuelve con ella a la isla de Sérifos. Estando allí morirá petrificado el rey Polidectes y posible concepto sentido común, al igual que el concepto posible nuestra n que es Acrisio morirá cuando desde allí regresen a Argos.
Perseo y Andrómeda acabaran sus días como reyes de Tirinto… “el conocimiento posible está en (nto) la Ley (ri) y en la Lengua (ti)… primer posicionamiento ideológico de los kera del Ponto y los kure de Argos (Arcadia) frente al “conocimiento posible está en la palabra” de los Atlantes cronianos.
Aquellos que construyeron este mito, así como aquellos a los que iba dirigido, hacía ya largo tiempo que dominaban la Lengua cognoscitiva u oculta, primera en ser creada. Por esta razón el mito se recrea más en su parte discursiva y simbólica.

 

 

_preview_a_charming_font_superexpanded_35_RXBpZ29ubw==

 

Cuando Erictonio inventó “la cuadriga”, las tres manifestaciones del Verbo (kâbala) más su aportación, la Lengua simbólica, se produjo entre los cultivadores de la Lengua la paradoja que llamaron con acierto, gorgona Medusa, y en este mito hemos visto como la nuestra n (an) de la Gorgona puede convivir e incluso ser la misma que la nuestra n (an) de Andrómeda en el Sentido común que es Perseo.
A partir de ahora “pr” será una forma más de referirnos a la Lengua, junto a la “F”, “br” y “dr”.
Vamos ahora a hacer unas reflexiones que completen la lectura de este hermoso mito.
La primera es que su importancia supera con mucho los margenes de la Lengua y esta conjunción de los intelectuales lingüistas kera, ninfas Naia, con los intelectuales legalistas kure, ninfas Dríade, dará paso al nacimiento de las ninfas Nayade y a la confluencia de los tres “ríos”, corrientes de opinión política que en Arcadia coexisten, Ínaco, Asterión y Cefiso en el río que controlará el poder político en Argos, el río Haliacmón y sus Nayade, militantes, vendrán representados en su concepto simbólico, Hera, “patrona de Argos”. Será este “río”, corriente de opinión política, el que protagonice y dirija toda la Heráklida.
La segunda es consecuencia de la anterior, la acabamos de ver escenificada en la unión de Crio y Euribia y aquí es la unión de Calirroe con el monstruo Crisaor surgido del descabezado torso de Medusa y con ellos el nacimiento de Equidna y de su hermano Geriones “él de las tres cabezas”, comenzando a cristalizar la ruptura de la organización Gea que se escenificará con el nacimiento del Herakles y del Pacto Ífikles.
La tercera es de tan largo recorrido que llega hasta nosotros, me refiero naturalmente al trabajo de Belerofontes y la Quimera.
El idioma original de los habitantes del Ponto y de la “tierra primigenia” es el “euskera”. Los kera del Ponto para conservar en la memoria y el tiempo los avances que se están produciendo en su territorio tanto en su sociedad como en sus ideas y técnicas han desarrollado una lengua (un argot) de palabras “b” paralela y minoritaria, ya que solo la usan y conocen una minoría de intelectuales, pero esa minoría gracias a esa lengua son los conocedores de las rutas marinas, de la metalurgia… y son los que detentan el poder político.
Por el león de Nemea sabemos que los kure de la tierra primigenia se organizaron alrededor de los legisladores y su idioma siguió siendo el euskera, pero cuando comprendieron al incorporar al Ponto en Gea que mantenerse en el poder dependía en gran manera de cíclopes y marinos, desarrollaron una lengua de palabras símbolos.
La kâbala se encontró con “dos” lenguas, sí quería seguir siendo única se convertía en una cuadriga, la alternativa era dos kâbala diferentes.
Esto produjo una separación entre los intelectuales kera y los kure, cuando Cronos se hace con el poder, la situación entre los intelectuales kure y kera tiene que superarse como primera medida para unir esfuerzos frente a los atlantes.
Los kera hacen el mito de Perseo y los kure el de Persefone para superar esta “contradicción”.
El siguiente paso en la lengua será la creación de la “Lengua de la Quimera”, una lengua formada por palabras simbólicas (kure) que han sido creadas siguiendo el método kera… que son palabras “b”.

                                                      ۩ ۩ ۩ ۩ ۩ ۩ ۩ ۩ ۩ ۩ ۩ ۩ ۩ ۩ ۩ 

 

_preview_a_charming_font_superexpanded_40_TGVjdHVyYQ==

Vamos a aproximarnos al método que hemos seguido para la lectura del mito.
La norma es que el nombre por él que se conoce al mito contenga o este relacionado con la palabra que es nuestra n.
Y este se llama, Perseo y la gorgona Medusa.
Deberíamos empezar por saber quienes son y así hemos comenzado por sus antecedentes, sus orígenes, y hemos cercado y definido los conceptos, uno nos dice alrededor de qué gira el mito y el otro nos conduce por el mito.
Perseo nos lleva y nos muestra uno tras otro a los símbolo en su propio entorno, nos dice que son y como se comportan en la Lengua y sin darnos cuenta aprendemos a diferenciar el polvo de la paja, a ver que palabras son símbolos y de qué son símbolo, nos introduce en la atmósfera del mito y así cuando nos encontramos ante una palabra “b” y bien por deformación en el tiempo o por incorrecta acentuación nos pone en duda ante varias lecturas alternativas es el propio mito que por coherencia y sentido común nos dice cual es la acertada.
Nos dice que la palabra que abre el mito puede ser una, “b” o simbólica, pero casi siempre se vera complementada por la otra, pero ten en cuenta que la palabra simbólica es casi siempre ademas una palabra “b”.

                                                 ٩(●̮̮̃•̃)=/̵͇̿̿/’̿̿ ̿̿ ̿̿’̿’\̵͇̿̿\=(•̃●̮̮̃)۶

Veamos algunos ejemplos:
El león (“kl”-símbolo) de Nemea (“n”-nuestra n).
La hidra (“kl”) de Lerna (“n”).
La cierva (“kl”) de Kerinia (“n”).
El jabalí (“kl”) de Erimanto (“n”).
Los establos (“kl”) de Augias (“n”).
Las aves (“kl”) del lago Estinfalo (“n”).
El toro (“kl”) y Europa (“n”).
El jardín (“kl”) de las Hespérides (“n”).
El cinturón (“kl”) de Hipolita (“n”).
Yeguas antropófagas (“kl”) de Diomedes (“n”).
Los bueyes (“kl”) de Geriones (“n”).
El vellocino de oro (“kl”) y Medea (“n”).
El laberinto (“kl”) de Ariadna (“n”).
Teseo (“n”) y el minotauro (“kl”).
El arca (“kl”) de Noé (“n”).
La torre (“kl”) de Babel (“n”).
En el mito que acabamos de leer la palabra que puede abrir el mito es únicamente “b” pero, como para compensar, su desarrollo se realiza prácticamente en su totalidad con palabras simbólicas. Encontraremos bastantes mitos que siguen esta pauta, Kore – Persefone, Koridwen, Filemón y Baucis, Caín y Abel…
Hecha esta primera aproximación al mito vamos ahora a sumergirnos algo más en su construcción y vertiente educativa o formativa.

                                               ٩(●̮̮̃•̃)=/̵͇̿̿/’̿̿ ̿̿ ̿̿’̿’\̵͇̿̿\=(•̃●̮̮̃)۶

Primero vemos que el concepto Perseo nace como una dependencia o condicional en el tiempo.
Perseo: P-ers-eo: El “eo” depende únicamente de que lo más grande sea el sentido común. El “eo”, “el lugar donde es y está” la esencia, el Verbo, aquello que lo identifica y define, depende de que “únicamente”, “solo lo más grande sea el sentido común”.
Perseo nace como un concepto vacío condicionado a que en un futuro incierto se llene hasta el punto en que “lo más grande”…
La mayor generación (ri) es la Ley.
La mayor práctica (mr) es la Lengua.
El mayor contenido (gr) es la Palabra.
Lo nuestro más grande (ar) es el poder político.
Y ahora debemos crear las condiciones para que “lo más grande” a secas, aquél “más grande de Eros” sea únicamente el sentido común.
Perseo nada más nacer es introducido junto a su madre en una forma del arca, pero una cosa es estar dentro o en el arca y otra muy diferente es conocerla y tenerla.

                                             ٩(●̮̮̃•̃)=/̵͇̿̿/’̿̿ ̿̿ ̿̿’̿’\̵͇̿̿\=(•̃●̮̮̃)۶

Todos “estamos en” la Lengua de la Quimera, pues ella es consubstancial con la lengua que hablamos cotidianamente… pero realmente ¿cuantos poseen a la Lengua de la Quimera?.
Perseo y su madre se encuentran en la isla de Serifos, una “isla” de lengua simbólica, y en ella crece y se enfrenta a un concepto regente, perfectamente formado y formulado (Polidectes) que ve en su madre, Dánae, un operativo perfectamente acabado y sumamente atractivo (hasta Zeus se enamoro de ella), la reacción de Perseo nos recuerda nuestros años de juventud y adolescencia, rebeldes viscerales pero con bastantes carencias, por eso cuando le requieren un pago en “caballos” no puede hacerlo efectivo, aunque ha estado dentro del “arca”, eso solo nos indica cual es su potencial pero, hoy por hoy, carece de la kâbala… y debemos empezar a llenar ese recipiente, tan precioso en potencia, para hacer de él no ya un mero concepto sino el concepto social de la ley inmortal, el sentido común, el sentido del tacto en la sociedad, en la “tierra”.
Primero le daremos el escudo de Tenia que aunque todavía no ha incorporado a “na” (la cabeza de la gorgo”na”) es una guía bastante completa para aprender y conocer nuestra Lengua, puerta de la Sabiduría.

                                                  ٩(●̮̮̃•̃)=/̵͇̿̿/’̿̿ ̿̿ ̿̿’̿’\̵͇̿̿\=(•̃●̮̮̃)۶

Primero aprenderemos los requisitos básicos de la Lengua.
Hermes (mensajero de los conceptos símbolo) le proporciona una espada de bronce curva.
Veamos que instrumento es, una espada de bronce es una falcata que reúne en lo posible (ta) a la lengua kera (fa) y a la lengua kure (lca). Una falcata es un medio lingüístico perfecto (bronce) y es curvo, se vuelve hacia ti, hacia mi, tu eres el instrumento que los dioses proporcionan a tus amigos, yo soy el instrumento que los dioses te proporcionan a tí.
Segundo, una vez aprendidos símbolos y sonidos, tendrás a tu disposición a un guía que te ira mostrando donde están los “sonidos” y como diferenciar los “símbolos”.
Lo primero que hará es señalarte dentro del escudo de Tenia donde “viven y quienes son las grayas”… las leyes de la “Palabra” en la “Lengua”.
Al contacto de estas leyes ya puedes intuir más que conocer a “nuestra n”, pero ya estarás en condiciones de reconocerla cuando la encuentres en el interior del “mar de Océano”, del “mito”.
Sepamos que requisitos te harán falta para “bucear en el mar de Océano”.
Primero te hace falta un “casco que te haga invisible”… te hace falta conocer ( y por consiguiente saber hacer) las palabras “b”.
También te harán falta unas “sandalias aladas”, te hace falta conocer “el medio” para seguir y reconocer a las palabras simbólicas (i) y a las palabras “b” (n).
Y necesitaras un “saco especial”, un contenedor especial para “nuestra n” y que mejor contenedor de un mito que su “titulo”… Perseo y la gorgona Medusa.
Y finalmente me necesitaras a mi para desandando el camino que hemos hecho por el escudo de Tenia volvamos a su inicio… el titulo, lo ponemos entre comillas y lo leemos, para que en este caso acabe siendo “el centro de gravedad del escudo de Tenia”.

                                                 ٩(●̮̮̃•̃)=/̵͇̿̿/’̿̿ ̿̿ ̿̿’̿’\̵͇̿̿\=(•̃●̮̮̃)۶

Ya tenemos la “na” de la go”rg”ona a la que hemos llegado guiados por las “sandalias -ya” de las “gr”a”ya”s.
Ahora vamos a hacer un ejercicio que pudiera seros util, y lo vamos a hacer con Andromeda. Vamos a ver como Andromeda es en el escudo de Tenia lo que Afrodita o Filomedea es en los conceptos símbolo.
Hace unas pocas lineas hemos visto como nuestra n cognoscitiva, en general y ahora en particular, te dice cual es “el Verbo” que define o nos dice “de que va el mito”, el concepto regente (Perseo) te dice cuales son las condiciones en que se desenvuelve pero es su esposa quién lo hace operativo, la esposa es la que mueve las fichas a través de las posibilidades que él proporciona. Recuerda lo que vimos de la “H”.
Vamos a comprobar que Afrodita llamada por otro nombre (anterior) Filomedea y Andromeda son el mismo concepto según lo formule un kera centauro (Afro-dita), un kirke (Filo-medea) o un kure (Andro-meda).
En los tres encontramos prefijos, “afro”, “filo”, “andro” y han de ser equivalentes. Kera centauros y kirke (kire y kera) comparten la “f” de la lengua oculta, para los centauros está en “lo más grande” = Perseo (ley inmortal) pero los kirke la sitúan siguiendo a Ulises en “il”. Por su parte los kure, fieles a la lengua simbólica sitúan a “an” en la Lengua (discurso – simbólica), “dr”. Afro, filo y andro finalmente son el mismo prefijo “b” en tres formas distintas de concebir y construir en la Lengua y felizmente no solo son legibles en todas ellas sino que además identifican a sus constructores.

                                             ٩(●̮̮̃•̃)=/̵͇̿̿/’̿̿ ̿̿ ̿̿’̿’\̵͇̿̿\=(•̃●̮̮̃)۶

Veamos que prefijan.
Con los kera su “f” (lengua oculta) prefija a su complemento en el caduceo ya que está en “la posible generación del discurso” (lengua discurso): dita.
Para los kirke es una “meiga” ya que está prediciendo el futuro, la ruta a seguir. Está en “nuestro Verbo depende de que el discurso sea la práctica”: medea.
Los kure son los más directos ya que ellos tienen definida la Lengua en la Lengua de la Quimera, y así para ellos está en ” nuestro discurso es la práctica”: meda.
Afro-dita: Nuestra “f” es lo más grande (Perseo) está en… la posible generación del discurso.
Filo-medea: La “f” es la “generación de la ley” (la ruta) está en… nuestro Verbo depende de que el discurso sea la práctica.
Andro-meda: Nuestra n es “dr” (lengua simbólica) está en… nuestro discurso es la práctica.

Publicado 1 mayo, 2016 por racru en AMIGOS-AS, AMOR, Frases celebres, Libros, Salud y bienestar

Comparsa “El creador” 2016 Tino Tovar   Leave a comment

La comparsa “El Creador” 2016

Creador03

 

 

 

 

second-award

Publicado 5 febrero, 2016 por racru en AMIGOS-AS, AMOR, Música, Salud y bienestar

Etiquetado con

Comparsa “Los chatarra” 2016 Los hermanos Carapapa   Leave a comment

images (2)

Comparsa “Los Chatarra” 2016

2

 

award-41584_960_720

Publicado 5 febrero, 2016 por racru en AMIGOS-AS, AMOR, Música, POEMAS CORTOS, Salud y bienestar

Etiquetado con

Comparsa “Los invencibles” 2016 Antonio Martin   Leave a comment

La comparsa Los Invencibles 2016

 

 

 

 

carnaval-imagen-animada-0014

Publicado 5 febrero, 2016 por racru en AMIGOS-AS, AMOR, Música, Salud y bienestar

Etiquetado con

Comparsa “Los cobardes” 2016 Antonio Martinez Ares   Leave a comment

images (1)Comparsa “Los Cobardes” 2016

 

primerpremio

Publicado 5 febrero, 2016 por racru en AMIGOS-AS, AMOR, Música, POEMAS CORTOS, Salud y bienestar

Etiquetado con