Rosalia :   1 comment

《Malamente.Cap.1 Augurio 》

《Reniego.Cap.5

《Di mi nombre.Cap.8 Extasis.》

Anuncios

Publicado 6 diciembre, 2018 por racru en Sin categoría

ҒÕÕŤ ĈĤĨŇҚÕ ⌛ 2018 RUSIA   1 comment

 up96863663-5

█▀█▀█┼█▀▀┼┼┼█▀▀█┼█┼┼█┼█┼█▀▀ ¡ █▀▀█┼█▀▀█♥
┼┼█┼┼┼█▀┼┼┼┼█┼┼█┼█┼┼█┼█┼█▀┼ ┼█▀█▀┼█┼┼█♥
┼▄█▄┼┼█▄▄┼┼┼█▄██┼█▄▄█┼█┼█▄▄ ┼█┼▀█┼█▄▄█♥

 

BRASIL MULTIGIFSdepositphotos_117053780-stock-illustration-cute-sad-emoticon20180618_142317-ANIMATIONSmiley de bandera de Azerbaiyán — Archivo Imágenes Vectoriales © I ...depositphotos_110758714-stock-illustration-cute-emoticon-with-argentina-flag.jpg20180617_174946TgC_mundial02_fr8675043094092239324

http://www.gamezhero.com/get-game-code/a793d307441615af6aaad7497a75de59

sport games online

Publicado 30 julio, 2018 por racru en Sin categoría

Pacman Neave   Leave a comment

Nombre: Pacman Neave (Habilidad) – Videojuegos.com
Controles: Cursores
Instrucciones: El comecocos de siempre, come todos los puntos para pasar al siguiente nivel
Tamaño: 60 kbs [Foro]

 

Publicado 24 marzo, 2018 por racru en Sin categoría

🎼🎶Carnaval 2018 🎵🎭🥁 💟💝💘💖💗💓💞 ĞĄĎỀŝ 💕❣💔🖤💜💙💚💛❤   Leave a comment

gif+con+fondo2

notasnotas

Carnaval-Gifs-1

text (1)  BUFON

objl0028

text (2)  reloj-15

99d

pexels-photo-859933

Tic-tac-tic-tac_1215188513_80388486_667x375

amorotros_eltiemponopasa

text

festisite_us_dollar_1

 

1518352335607

 

1518355923599

baserostro3n89

Publicado 8 febrero, 2018 por racru en Sin categoría

🎤🎸🎸🎵🎶🎼 MAG㊉ ÐE ㊉Ƶ 🎤🎸🎸🎵🎶🎼   Leave a comment

57784e2d21b8ac0fe
selena gomez

153603lf5p95xsh2349b325caf2bbc82d2656f4c17592b9d-d4bxp45

121304

57a6f769ffdb6b771e6dcd0167c1d1c1

AMAR

231

134

firey_romance_by_chazagirl-d4ebkgb

2107966-1680x1050-fantasy-girl-magicnaanavi-la-catrina2

a3f2b1f4a969a2f5f97458763ca2c005

0ec9be1811e7b8944777408415992800-d5kx0a6

Publicado 24 abril, 2017 por racru en Sin categoría

♪ ♫ ♩ ♬ CARNAVAL DE CADIZ 2017 ♪ ♫ ♩ ♬   Leave a comment

 

ondapix_d9d0e570b98becbc33b67c89203fe226

722

Carnaval-imagen-animada-0115CarnevaleFeliz-0554

Carnaval-0554

comparsa-0533

chirigota-0539emoji-Rápido rápido Cuál-12

DESCARGAR-imagenes-de-amor-6

anm841ab20f5583cf12

comparsa-0532

Bohemio

chirigota-0553

number-150791_960_720Premio-Oscilando-89763

anmee989787a075f1a9

aaandalucia% 252d

besos.gif

coro-0558

g0738

the-minion-and-the-banna-despicable-me-2-club-36076063-500-293

comparsa-0509

primerpremio

          minion-00-400x345

 

 

 

 

Coro-0549

Premio-Amarillo-89764

number-150791_960_720

anm2103f205243fe5a2-1

comparsa-0550

 

 

award-41584_960_720Premio-Amarillo-89764

 

 

anme6d8cd81022a13e8

smileys_are_asian_by_dooboogoo

feliz Año Nuevo Chino

 chirigota-0556

personalizadosmagiagifs40

 

 

 

comparsa-0158

mx_4premiounicef

antifaz-para-carnaval-de-aire-veneciano

textoTexto 1texto-2

Texto 1

 

 

 

POPURRI
El día eterno

Invoco el alma de la tierra
más antigua y más bonita
para que inunde de luz y de sal
los rincones de mi cuerpo.
Que despierte a gaviotas,
mojarras y caballitas
y su guerra diaria de amor
con los dos vientos.

Que bautice sus piedras
y les de sus nombres y apellidos.
Que levante palmeras
y blanquee los torreones.
Que abra sus puertas de tierra
a cristianos y beduinos.
Que se oiga el run run de sus niños
pariendo canciones.

Invoco al corazón de la sagrada claridad.
Nada es lo que parece y te aseguro que lo es.
Llegó el primer viajero. ¡Bienvenido a tu ciudad!
Tú cuenta tres por cuatro… ¡Sígueme!

El camino eterno

Lo suyo es que me presente primero.
Soy el fatal, inmortal, el despiadado barquero, lo sé.
Verse conmigo, aquí, asusta un poquito.
¿Vivir en el mundo? ¡Anda, calla! ¿En esa España Mariana?
¡Pa ti pa mi, eso sí que da miedito! ¡Dame!

Dame una prenda, algo tuyo, un detallito,
Paga un peaje ¿otro? Como el de Sevilla, infinito.
Sube a la barca, te están esperando.
Nos vamos, nos vamos, volando, volando.
Cruza la puerta. No te detengas.
Si tienes dudas, siempre a la izquierda.

Hoy más que nunca te prometo que al tercer día cantarás.
Siémbrate y crece con tu pueblo frente a la gloria de su mar.
Aquí no hay fin ni hay principio.
No hay presente ni pasado.
No hay futuro. ¡Ay, mi niño!
Aunque tampoco lo hay abajo. ¡Barqueroooo!

Alguien me llama en la otra orilla del cielo.
Es una niña bonita. ¿Paga dinero? ¡Paga dinero!
Amigo mío déjame que te diga,
volver a Cádiz, a Cádiz, bien que vale la vida.
Hoy habrá una gran fiesta en el otro barrio,
almas antiguas, tu gente, ¡Corre! te están reclamando.
Siémbrate y crece compañero y recuerda
a quien dejaste llorando y llorando en la tierra.

El eterno recuerdo

Te buscaré por los mundos perdidos de la eternidad.
Te buscaré con mi triste figura vagando entre la soledad.
Buscaré no sé cuándo ni dónde, te encontraré.
Yo sé que tú aunque dormida me miras, lo sé, yo lo sé.

Tanto te echo de menos que ya no me duele el dolor.
Duele este inmenso vacío de uno que un día fueron dos.
Cuando más falta me hacías volaste, eso sí,
aquí sigues prendida, encendida y ardiendo, latiendo
muy dentro de mí…

¡Amor, ay dónde estás!

Dicen… que debo aprender a vivir… caminar…
Dicen… que debo dejar tu memoria… al mar…
Yo solo escucho una voz y es la tuya muy lejos de aquí,
me espero a la noche y te invento y salimos los dos por ahí.

Te buscaré y venderé lo que quede de mi a cualquier dios.
Claro que existe el infierno el infierno es donde vivo yo.
Te buscaré en esta vida, en la otra y jamás lloraré.
Hasta la muerte, qué tonta, lo sabe… yo te encontraré.

Te buscaré por los mundos perdidos de la eternidad…
La historia eterna

Tu vasta historia te contempla en una esquinita del sur.
Te pongo al día caminante para que sepas quién eres tú.
Eres múltiplo de arena, el vaso de la marea siempre llena.
Así lo quisieron los dioses para tragarnos mejor las penas.
Una bailaora romana y esclava, la mezquita del parque cristiano.
Manuel de Falla dando las horas al vuelo libre del papagayo.
Maremoto, explosión, La Lirio, ¡Diarioooo!, los liberales.
El Mellizo pariendo flamenco entre dos catedrales, dale, dale, dale…

Salvochea dando sus ropas, Lope enamorando a las barquillas.
¡Viajeros a Niuyor!, ¡Los ingleses!, la fiebre amarilla.
Cecilia, Rosario, Mariana, contra cien mil fanfarrones.
Diego Arias buscando estrellas, un Celestino entre las flores.
El adiós a las murallas, el Greco, la guerra, las carabelas,
non plus ultra, los dragos, el hambre, la siembra de Columela,
la gloriosa, la dama fenicia, los atunes, el cantón, Castelar…
No puedo darte más pistas en un minuto de carnaval.

Ese eres tú, ese eres tú en una, en una, en una esquinita del sur.
Ese eres tú, ese eres tú, caminante, eres tú.

Mira, mira, mira, mira, mira…

Ya eres eterno

El sol se muere ya por la Caleta.
No tengas miedo, cosas de poeta.
Ahí va un consejo más sabe el diablo por viejo.
Claro que no se trata de una despedida.
Tu vida empieza pero en otra vida.
Quiero mostrarte, tendrás el gran don de estar en todas partes.

¡Chiquillooo! Mañana roca, pasado castillo,
arco, cañón, vendaval, vaporcito.
Salta al vacío y empieza a soñar
con sus aguas eternas, sus nubes eternas, su sonrisa eterna
sus barrios, su plata, sus calles, sus plazas,
sus dunas eternas, sus fiestas eternas, sus campanitas eternas
que ya anuncian que eres uno más
y que gozas de la libertad eterna, eterna, eterna, eterna, eterna, eterna…
La noche eterna

Ole, ole mi Cai y lo digo a boca llena
y el que no diga ole que se le seque la hierbabuena
Convoco a las ánimas benditas.
Viene a esta tierra un barquito, más típico no lo hay,
Más blanco ni más bonito en toito el muelle de Cai
Vamos a hacer cenizas este día.
Que ni la hambre la vamos a sentir, que mire usted que gracia,
que mire usted que gracia tiene este país
Dejemos de arrastrar nuestras penitas.
Aquellos duros antiguos que tanto dieron que hablar
que se encontraba la gente en la orillita del mar
Cerremos pa los restos ¡Cai! las herías.

Quedad en la memoria. Por cierto, ya es febrero
y estamos en la gloria, compañeros.

Mañana será otro mañana y despertarás. Revivirás.
Mañana traeré a tus niños a la inmortalidad. Revivirás.
Mañana otra historia de amor a tus pies llegará y revivirás. Revivirás.
Mañana los muros del tiempo de nuevo caerán. Revivirás.
Mañana, mi barca, el espejo lo atravesará. Revivirás.
Mañana, cariño, mañana, ahora descansa en paz. Revivirás. Revivirás.

Invoco el alma de la tierra más antigua y más bonita
para que inunde de luz y de sal los rincones de mi cuerpo.
En el cielo una frase con lágrimas escritas:

“No me olvides, vida mía, te quiero”.

 

 

carnaval-imagen-animada-0055carnaval-imagen-animada-0056carnaval-11

 

comparsa-0509

la_eternidad-0517

Homero: Miren tengo el segundo premio!
Lisa: Ganaste un premio?
Homero: No, me lo robe!
(se va…y vuelve)
Homero: Robar es malo.

s-183

44 cid_6e8ec946d7ce451991dc67427b71a1d4thashelenakpc1

3129483f

Publicado 25 enero, 2017 por racru en AMIGOS-AS, Música, Salud y bienestar, Sin categoría

Etiquetado con

╔═.♥.══════╗ SOBRE LOS ÁNGELES╚══════.♥.═╝   Leave a comment

¿Adónde el Paraíso,
sombra, tú que has estado?
Pregunta con silencio,
Azotando, hiriendo las paredes, las humedades,
se oyeron silbar cuerdas,
alargadas preguntas entre los musgos y la oscuridad colgante.
Se oyeron.
Las oíste.

Garfios mudos buceaban
el silencio estirado del agua, buscándote.
Tumba rota,
el silencio estirado del agua.
Y cuatro boquetes, buscándote.

Ecos de alma hundida en un sueño moribundo,
de alma que ya no tiene que perder tierras ni mares,
cuatro ecos, arriba, escapándose.

A la luz,
a los cielos;
a los aires.

La arboleda


 

A la luz,
a los cielos;
a los aires.

Cuando tú, al mirarme en la nada,
inventaste la primera palabra.

No os soltéis de las manos.

Hay arañas que agonizan sin nido
Y yedras que al contacto de un hombro se incendian y llueven sangre.

La luna transparenta el esqueleto de los lagartos.
Si os acordáis del cielo,
la cólera del frío se erguirá aguda en los cardos
o en el disimulo de las zanjas que estrangulan
el único descanso de las auroras: las aves.
Quienes piensen en los vivos verán moldes de arcilla
habitados por ángeles infieles, infatigables:
los ángeles sonámbulos que gradúan las órbitas de la fatiga.

¿Para qué seguir andando?
Las humedades son íntimas de los vidrios en punta,
y después de un mal sueño la escarcha despierta clavos
o tijeras capaces de helar el luto de los cuervos.

Todo ha terminado.
Puedes envanecerte, en la cauda marchita de los cometas que se hunden,
de que mataste a un muerto,
de que diste a una sombra la longitud desvelada del llanto,
de que asfixiaste el desertor de las capas atmosféricas.

Sola,
sin muebles y sin alcoba,
deshabitada.

De rondón, el viento hiere
las paredes,
las más finas, vítreas láminas.

¿Adónde el paraíso,
sombra, tú que has estado?

¡Paraíso perdido!
Perdido por buscarte,
yo, sin luz para siempre.

Creo que a mí no se me ha perdido nada,
que a mí nunca se me ha perdido nada,
que a mí…

¿Qué quiere decir buenos días?

¿Quién sacude en mi almohada
reinados de yel y sangre,
cielos de azufre,
mares de vinagre?

Cuando saben a azufre los vientos y las bocas nocturnas a hueso, vidrio y alambre.
La luna cae mordida por el ácido nítrico
en las charcas donde el amoníaco aprieta la codicia
de los alacranes.

Derribada en tres mi frente,
mina de yeso, su sangre
sorben los cubos celestes,
y arriba, arriba y arriba,
ya en los columpios del siete,
los ángeles albañiles
escalan astros y hoteles.

Quise trabajar, hacer algo que no fuera escribir.
Supliqué entonces a varios amigos arquitectos me colocasen de peón de albañil en cualquier obra.
¡Cómo! Imposible. Pensaban que era broma, una extravagancia o manera de llamar la atención.

Yo había perdido un paraíso, tal vez el de mis años recientes, mi clara y primerísima juventud, alegre y sin problemas.

miedos infantiles, invadiéndome en ráfagas que me traían aún remordimientos, temores del infierno, ecos umbríos de aquel colegio jesuita que amé y sufrí en mi bahía gaditana.

¿Adónde el Paraíso,
sombra, tú que has estado?

Muerte y juicio


 

Siempre oí contar a mi madre que el primer Osborne era un inglés pobrísimo, de pantalones remendados, que apareció por las plazas y las calles del Puerto vendiendo estampas y rosarios y otras devotas chucherías.

Siempre recordaré que a poco de ingresar en el colegio de los jesuitas como externo, mi primo José Ignacio, al cruzármelo en la fila de los internos que subía a la misa de siete, casi volvió la cabeza para no saludarme, o si me saludó, lo hizo tan fríamente, que me amargó la luz de muchos días futuros.Y como descendiste al fondo de las mareas,
a las urnas donde el azogue, el plomo y el hierpretenden ser humanos,
tener honores de vida,
a la deriva de la noche tu traje fue dejándome solo.
Niño.

Desnudo, sin los billetes de inocencia fugados
en sus bolsillos,
derribada en tu corazón y sola su primera silla,
no creíste ni el Venus que nacía en el compás abierto
de tus brazos
ni la escala de plumas que tiende el sueño de
Jacob al de Julio Verne.
Niño.

Para ir al infierno no hace falta cambiar de sitio
Ni postura.

Can de llamas


 

Sur.
Campo metálico, seco.
Plano, sin alma, mi cuerpo.
Centro.
Grande, tapándolo todo,
la sombra fija del perro.
Norte.
Espiral sola mi alma,
jaula buscando a su sueño.
¡Salta sobre los dos!

¡Hiérelos!
¡Sombra del can, fija, salta!
¡Únelos, sombra del perro!
Riegan los aires aullidos
dentados de agudos fuegos.
¡Norte!
Se agiganta el viento norte.
Y huye el alma.
¡Sur!
Se agiganta el viento sur.
Y huye el cuerpo.
¡Centro!
Y huye, centro,
candente, intensa, infinita,
la sombra inmóvil del perro.
Su sombra fija.
Campo metálico, seco.
Sin nadie.
Seco.

Antes, de nieve, áureo,en trineo por mi alma.Cuajados pinos. Pendiente.

A su sombra, los trineos perdidos
adivinaban rastros de suspiros,
de lloros extraviados.
En su sombra se oía el silencio de los castillos.
llevadoras de un muerto sur de muertes

¡Jardines del sur, deshechos!
Del sur, muertos.

Remolinos de ciudadesbajan los desfiladeros.
Ciudades del viento sur,
que me vieron.
Por las neveras, rodando,
pueblos.
Pueblos que yo desconozco,
ciudades del viento norte,
que no me vieron.
………………………………………
Yo, torre sin mando, en medio,
lívida torre colgada
de almas muertas que me vieron,
que no me vieron.

Plano, sin alma, mi cuerpo.
………………………………………
Norte.
Espiral sola mi alma,
jaula buscando a su sueño.

Tres recuerdos del cielo


 

Adonde las maderas guardan ecos y sombras de pasos,
adonde todo un siglo es un arpa en abandono,
adonde las polillas desvelan el silencio de las corbatas.

Salvadme de los años en estado de nebulosa,
de los espejos que pronuncian trajes y páginas desvanecidas,
de las manos estampadas en los recuerdos que bostezan.

El ángel de las bodegas


 

La flor del vino, muerta en los toneles,
sin haber visto nunca la mar, la nieve.
La flor del vino, sin probar el té.
sin haber visto nunca un piano de cola.
Cuatro arrumbadores escalan los barriles.
Los vinos dulces, llorando, se embarcan a deshora.

a tientas, sin encender la luz, a cualquier hora de la noche, con un automatismo no buscado, un empuje espontáneo, tembloroso, febril, que hacía que los versos se taparan los unos a los otros, viéndome a veces imposible descifrarlos en el día.

 

Y comprobé que un alma oculta frío y escaleras
y que más de una ventana puede abrir con su eco otra voz, si es buena.

 

 

En La arboleda perdida


 

Mi infancia: romper a pedradas todos los faroles del Puerto. Con una caña, los mejores jardines. Con una red, cazar en el mes de septiembre los verderones del Coto. Luego, uno a uno, matarlos con una piedra.

 

Los ángeles crueles


Pájaros, ciegos los picos
de aquel tiempo.
Perforados,
por un rojo alambre en celo,
la voz y los albedríos,
largos, cortos, de sus sueños:
la mar, los campos, las nubes,
el árbol, el arbolillo…
Ciegos muertos.
¡Volad!
No podemos.
¿Cómo quieres que volemos?
Jardines que eran el aire
de aquel tiempo.
Cañas de la ira nocturna,
espolazos de los torpes,
turbios vientos,
espolazos de los torpes,
turbios vientos,
que quieren ser hojas, flor,
que quieren…

que quieren ser hojas, flor,
que quieren…
¡Jardines del sur, deshechos!
Del sur muertos.
¡Airead!
– No podemos.
¿Cómo quieres que aireemos?
En tus manos,
aun calientes de aquel tiempo,
alas y hojas difuntas.
Enterremos.

 

Sermones y moradas


 

No pudo aquel hombre sumergir sus fantasmas, porque siempre hay cielos reacios a que las superficies inexploradas revelen su secreto…

Ayudadme a cavar una ola, hasta que mis manos se conviertan en raíces y de mi cuerpo broten hojas y alas…
También le suplico una dosis mínima de cloruro de sodio para morder los dedos que aún sienten en sus venas la nostalgia del estallido último de un sueño: el cráneo diminuto de las aves…

Publicado 21 mayo, 2016 por racru en AMIGOS-AS, AMOR, Libros, POEMAS CORTOS, Salud y bienestar